El único blog que admite de antemano que está de güeva.

Ahora patrocinado por Jarabe El Chorrito, "¡Es bueno el cabrón!"

martes, 2 de diciembre de 2008

De los podcasts y otros pedos


Dos amigos míos me cayeron a la chamba. Los conozco desde que iba en la preparatoria, que, aunque no lo crean, no fue hace mucho tiempo. Me ayudaron a cerrar el changarro y nos fuimos caminando avenida Revolución hasta llegar a Barranca del Muerto. Durante el camino, Cuauhtémoc, uno de ellos, me dijo que estaría chingón hacer un podcast en el que nos burláramos de un güey que nos caga. Yo le dije que sí, porque ya antes habíamos incursionado en eso de los podcasts con resultados bastantes prometedores. Hubo un momento de nuestras vidas en que fuimos famosos y hasta fans tuvimos. ¡Ah, qué buenos tiempos! Nuestros teléfonos no dejaban de sonar y las chicas nos acosaban de maneras enfermizas y nos obligaban a tener sexo con ellas para ganarse una pequeña participación. Cinco hijos después, abandonamos el proyecto por razones bien absurdas. Ni modo.
Hoy intentaremos grabar otro podcast. Yo sé que va a quedar de la verga y que vamos a terminar viendo porno o películas de acción. Ahí yo les aviso si vale la pena checarlo. Yo sé que no.